Tire Rack.com

Sistemas de control de presión de aire (TPMS- Directo vs Indirecto)


Read this page in English

¿Ha observado neumáticos que se encuentran bajos de aire?, y usted desea advertirle al conductor antes que la inconveniencia se convierta en una calamidad. Y en el caso que sea su vehículo el del problema, ¿no le gustaría ser informado?

El Departamento de Transporte de Estados Unidos y su departamento Administración Nacional de Estados Unidos en Seguridad de Tráfico de Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) ha desarrollado el programa Federal Estándar de Seguridad de Vehículos a Motor, “Federal Motor Vehicle Safety Standard”, que requiere la instalación de sistemas de control de presión de aire en neumáticos (TPMS, por sus siglas en inglés), que indiquen al conductor, cuando el neumático esta significativamente bajo de aire. Este ley es aplicable a vehículos de pasajeros, camiones, vehículos de pasajeros con propósitos múltiples y buses con un peso bruto de 10,000 o menos libras, con la excepción de vehículos con cuatro ruedas en una eje.

Mantener la presión de aire correcta, es un factor importante relacionado a, cuanta carga, puede soportar con seguridad el neumático. La presión de aire correcta, soporta la carga sin problemas. Una presión de aire baja, causará, eventualmente, un fallo catastrófico al neumático.

Los neumáticos no son invencibles, son construidos con capas individuales de telas y cables de acero rodeadas por caucho. Si un neumático es utilizado con una presión baja de aire, el mismo, es forzado a estirarse más allá de los límites de las lonas y sus refuerzos de alambres de acero. Cuando esto sucede, la unión de varios materiales puede debilitarse. Si se permite que esta condición continúe, las uniones de estos materiales se romperán y causarán el fallo del neumático. Y, si el neumático no falla inmediatamente, el volver a inflarlo a los niveles recomendados por los fabricantes de autos no lo arreglará. Así que, si un neumático ha sido utilizado casi desinflado por un algún tiempo, el mismo, no debe ser reparado o inflado nuevamente, debe ser reemplazado.

Estudios han demostrado que conducir con neumáticos bajos de aire es común. Se ha estimado que uno de cada cuatro vehículos en la carretera, rueda con neumáticos con baja presión de aire. Esto también indica, que uno de cada cuatro vehículos sacrifica su millaje por galón, maniobrabilidad del vehículo, durabilidad y desgaste del neumático.

Esta situación ha hecho que el mantenimiento de la presión de aire se convierta en un tópico importante de seguridad en la industria automotriz, y a la vez, ha causado que el gobierno de Estados Unidos, apruebe una legislación del uso de sistemas de control de presión de aire en neumáticos. El propósito primordial de estos sistemas, es alertar al conductor que los neumáticos están perdiendo presión de aire y se están convirtiendo en una peligro.

¿Qué tipos de sistemas se están utilizando en la actualidad?, ¿cómo trabajan?, ¿cuál es el mejor?

La Administración Nacional de Estados Unidos en Seguridad de Tráfico de Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) ha proporcionado dos opciones con las cuales, se puede cumplir con la legislación. Una opción es de instalar sistemas de control de presión de aire directos, los cuales, utilizan sensores ubicados en cada rin, para medir directamente la presión en cada rueda y advertir al conductor cuando la presión de aire, baja, por lo menos 25% de la presión en frío recomendada por los fabricantes de vehículos, las cuales, se encuentran, registradas en el manual del propietario o la plaquita dentro del auto (usualmente en la barra de la puerta del conductor). Otra opción, es instalar sistemas de control de presión de aire indirectos, para informar al conductor, cuando una rueda ha perdido por lo menos 25% de su presión de aire, comparándola con las otras tres. Los sistemas de control de presión de aire directos ofrecen información más exacta que los sistemas indirectos.

¿Cuál es la diferencia?
DIRECTO VS. INDIRECTO
Los sistemas directos sujetan un sensor/transmisor en la parte interna del rin. Un recibidor en el auto indica al conductor instantáneamente si la presión de aire, baja a un nivel predeterminado. Los sistemas directos usualmente son más confiables y exactos.
Los sistemas indirectos utilizan los sensores de velocidad del sistema antibloqueo de frenos, para comparar la velocidad de rotación de una rueda con las restantes. Si una rueda tiene una presión de aire baja, rodará a un número diferente de revoluciones por milla, que las otras tres y alertará, sobre la diferencia, al computador del vehículo. Los sistemas indirectos (con la excepción de los modelos Audi del 2009 en adelante y Volkswagen del 2010 en adelante), no pueden generar lecturas correctas, cuando las cuatro ruedas pierden presión de aire debido a temperaturas ambientales o el pasar del tiempo.

Sistemas directos de control de presión de aire

Estos sistemas identifican el problema y alertan al conductor, sobre la presión baja. Cada rin posee un sensor que alerta al conductor la perdida de presión de aire con exactitud, ya sea, paulatinamente o rápidamente, como sucede al experimentar un pinchazo. Algunos sistemas directos utilizan pantallas en los tableros de control, que permiten verificar la presión de aire desde el asiento del conductor.

Sistemas directos utilizan un sensor/transmisor ubicado en la parte interna del rin. La mayoría de los sistemas directos de Equipo Original (OE, por sus siglas en inglés) y algunos vendidos en el mercado de accesorios, adjuntan los sensores/transmisores a válvulas especiales. La presencia de grapas de metal en las válvulas de aire o la parte superior de caucho que se resiste a doblarse al aplicar cierta presión, usualmente indican la presencia de sistemas directos. La señal emitida es transferida al recibidor en el auto, donde el conductor puede apreciarla fácilmente.

Algunos sistemas directos de Equipo Original (OE, por sus siglas en inglés) o vendidos en el mercado de accesorios, ubican el sensor/transmisor en el rin con una tira metálica ajustable. El peso conjunto de estos, no es más de unas cuantas onzas y pueden ser utilizados prácticamente en toda clase de autos y camiones ligeros. Debido al diseño de algunos de estos sistemas de control de presión de aire, es importante informar al técnico, de su presencia, al momento de cambiar neumáticos.

Tire Rack trabaja en conjunto con fabricantes de rines para desarrollar y ofrecer rines al mercado secundario, que puedan utilizar sensores/transmisores de sistemas de control de presión de aire directos. Esto nos permite ofrecer una mayor selección de rines de aleación al mercado secundario que aceptan componentes de sistemas de Equipo Original (OE, por sus siglas en inglés). Además, los especialistas de accesorios en Tire Rack han determinado cuidadosamente cuales rines del mercado secundario (no originales) son compatibles con vehículos y sistemas instalados para clientes que compran nuestro juego de neumáticos y rines, o solamente desean obtener mejores rines. Resultados de búsquedas en nuestro cibersitio, incluyen notas sobre sistemas de control de presión de aire (TPMS, por sus siglas en inglés), estos sensores pueden ser comprados con confianza en línea con los rines que mejor se ajustan a su vehículo.

Ver sensores TPMS ofrecidos actualmente como equipo opcional o estándar, en vehículos selectos en Estados Unidos.


Sistemas indirectos de control de presión de aire

Con el propósito de cumplir con la nueva legislación, fabricantes de vehículos, quisieron ofrecer sistemas de Equipo Original (OE, por sus siglas en inglés) a un precio más razonable, es así como surgen los sistemas de control de presión de aire indirectos. Los sistemas indirectos se sirven de los sensores de velocidad utilizados por el sistema antibloqueo de frenos (ABS, por sus siglas en inglés), que comparan la velocidad de rotación de una rueda con las restantes. Si un neumático posee baja presión, su circunferencia cambia lo suficiente para rodar a un menor número de revoluciones por millas que las otras tres. Leyendo la misma señal utilizada para dar soporte al sistema ABS, los fabricantes de vehículos han programado otra función en el computador del vehículo que advierte al conductor cuando una rueda esta rodando con menor presión de aire que las otras tres.

Infortunadamente, los sistemas indirectos tienen algunas limitaciones. Por ejemplo, no indican cual neumático tiene baja presión, tampoco indica si las cuatro ruedas están perdiendo presión al mismo tiempo (como ocurre durante los meses de invierno que la temperatura ambiental es más fría). Adicionalmente, nuestra experiencia con sistemas indirectos, nos indica que estos pueden generar información equivocada. Encontramos que advertencias falsas ocurrían cuando las ruedas giraban rápidamente sobre superficies mojadas, con hielo o cubiertas con nieve. Los conductores al conocer esta situación, no prestaban atención al sistema, negando el propósito del mismo.

Inquietud

Mientras aplaudimos la iniciativa de mantener la presión de aire apropiada y demandar el uso de un sistema que alerte al conductor cuando la presión de aire se encuentra baja, nos preocupa el porcentaje de presión baja que debe tener la rueda al momento de informar al conductor. Un conductor de un auto de pasajeros con ruedas a una presión recomendada por el fabricante de 35 psi, puede no ser informado hasta que la presión baja llegue a 26 psi, dependiendo del sistema de control de presión de aire utilizado. Bajo la misma circunstancia un conductor de un camión ligero, con una presión recomendada de 80 psi , podría no ser alertado hasta que la presión baje hasta 60 psi. En ambos casos, una capacidad de carga considerable ha sido sacrificada antes de que el conductor sea advertido.

Mientras que la legislación esta bien intencionada, creemos que los sistemas de control de presión de aire directos, son los mejores equipos para advertir al conductor del problema de perdida de aire, antes que se convierta, en una calamidad. Además, nos inquieta el hecho de que conductores con estos sistemas se confíen de más, en la capacidad, que tienen estos sistemas, para alertarlos de algún problema y dejen de medir la presión de aire frío con un medidor manual, por lo menos, una vez al mes o antes de viajes largos.

Most Popular Links

Air Pressure - Correct, Underinflated and Overinflated
Air Pressure vs. Dry Performance
Air Pressure vs. Wet Performance
Air Pressure, Temperature Fluctuations
Air Pressure/Load Adjustment for High Speed Driving
Air Pressure: When and How to Set
Alignment
Breaking In Your Tires
Calculating Tire Dimensions
Checking Tire Inflation Pressure
Determining the Age of a Tire
Diameter Comparison of Light Truck Tire Sizes
How Do I Compare Price vs. Value?
How to Read Speed Rating, Load Index & Service Descriptions
Load Range/Ply Rating Identification
Match Mounting to Enhance Tire & Wheel Uniformity
Load Reduction of Euro- and P-Metric Tires on Light Trucks
Measuring Tire Tread Depth with a Coin
Mounting and Balancing
P-Metric and Euro Metric Tire Sizing
Run-Flat Tires
Selecting the Right Tires
Sidewall Markings
Specific Mileage Warranties
The Plus Concept
Tire & Wheel Owner's Manual
Tire & Wheel Package Installation Instructions
Tire & Wheel Package Ride Uniformity Confirmation
Tire Pressure Monitoring Systems
Tire Rotation
Tire Size Conversion Chart
Tire Size Information
Tire Warranties
Uniform Tire Quality Grade (UTQG) Standards
Where to Install New Pairs of Tires?


JOIN US
GET OUR EMAILS

Want to stay on the inside track?
Sign up for our emails today!