Suspension Tech

Amortiguadores dinámicos

(Read in English)

KONI Sport y FSD (frecuencia selectiva de amortiguador)

En una milla normal de manejo el amortiguador se moverá hacia dentro (compresión) y hacia fuera (rebote) un millón de veces. Si divide la milla en un segundo de viaje y el número de veces en que el amortiguador se mueve, se puede definir la frecuencia de operación (Hertz, Hz). Controlar la tendencia a inclinarse al tomar curvas induce pocos movimientos en el amortiguador (baja frecuencia), mientras que vibrar sobre pavimento irregular a velocidades conducidas en el autopista, los movimientos son muchos (alta frecuencia) o muy cortos. Conociendo esto la frecuencia de amortiguación puede ser utilizada para ajustar la maniobrabilidad y calidad del andar. Para ayudar la maniobrabilidad se debe controlar la tendencia a inclinarse cuando la frecuencia es alrededor de 1Hz. Un impacto duro se siente cuando la frecuencia del amortiguador llega a unos 10Hz.

Al enfrentar un topetazo sin amortiguadores la suspensión se moverá hacia arriba y abajo fuera de control. El trabajo del amortiguador es reducir el tamaño y/o velocidad del movimiento de suspensión para prevenir la perdida de control. Todos hemos observado en los autopistas, carros antiguos con una rueda que rebota hacia arriba y abajo rápidamente, esto se debe a que los amortiguadores están desgastados y no pueden controlar el movimiento de la suspensión.

El pistón al moverse hacia arriba y abajo en el aceite dentro del amortiguador crea la resistencia necesaria para controlar el movimiento de suspensión (amortiguación). La cantidad de resistencia (fuerza) desarrollada para un movimiento determinado es establecido por las válvulas que controlan el flujo de aceite. Basado en la fuerza las válvulas abren o cierran para ajustarse a cada topetazo o inclinación. Todos los amortiguadores hacen eso, pero los KONI FSD agregan un segundo sistema de válvulas que responde a la frecuencia de operación de los amortiguadores y permiten ajustar la maniobrabilidad y conducción con mayor independencia, que la ofrecida por amortiguadores convencionales.

La teoría del diseño KONI para ajustar los amortiguadores, utiliza la fuerza de compresión (hacia dentro) para dictar la cantidad de movimiento del eje y es ligada directamente con maniobrabilidad. El rebote (hacia fuera) es usado para controlar el movimiento de la carrocería (inclinación lado a lado y/o hacia delante o atrás) y se relaciona directamente con el confort del andar.

Los tradicionales amortiguadores deportivos KONI ajustables y pintados en amarillo, poseen controles fijos para el índice de compresión, pero permiten ajustar manualmente la cantidad de rebote para balancear el confort y maniobrabilidad del andar. Los amortiguadores FSD también tienen los controles de compresión fijos, pero en vez de ajustar el rebote manualmente, los FSD, lo hacen automáticamente, respondiendo inmediatamente a la frecuencia del movimiento del amortiguador. El diseño único de la válvula secundaria utilizada dentro del FSD, proporciona una gran cantidad de fuerza para controlar el movimiento del chasis del vehículo a una frecuencia relativamente baja, a la vez de, generar menos fuerza a frecuencias más altas, que afectan la calidad del andar.

SERVICE WITH A SMILE

Need help choosing the right products for your vehicle? Our team of highly trained experts has
the knowledge and passion to help. Just pick up the phone and give us a ring.

Or let's chat via email. We love solving problems and lending a hand (or an ear).



Contact Us